Páginas vistas en total

jueves, 11 de agosto de 2011

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA RECONCILIACIÓN


PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA RECONCILIACIÓN


C) Preguntas y Respuestas sobre la Reconciliación


01.¿Qué es la Reconciliación?

Es el Sacramento instituido por Nuestro señor Jesucristo para perdonar los pecados cometidos después del Bautismo y Reconciliarse con la Iglesia.
02. ¿Cuándo lo Instituyó Jesús?
Jesús Instituyó este sacramento después de su resurrección, cuando apareciéndose a sus Discípulos les dijo: “Reciban el Espíritu Santo, aquellos a quienes perdone los pecados les serán perdonados, y aquellos a quienes se los retengan les serán retenidos” (Jn. 20, 22-23)
03. ¿Qué nos da este Sacramento?
El Sacramento de la penitencia nos reconcilia con Dios y con nuestros hermanos, nos da la gracia santificante y nos devuelve la paz interior.
04.¿Qué es lo más importante para recibir con fruto este sacramento?
Lo más importante es la conversión del corazón.Es decir, un sano arrepentimiento y un verdadero propósito de enderezar nuestra vida, El cambio tiene que notarse.
05.¿Qué parábola del Evangelio es un ejemplo de auténtica conversión?
La parábola del hijo pródigo, En esta parábola descubrimos claramente lo que es el pecado, las consecuencias que produce en nosotros y la conversión del corazón.
También se manifiesta aquí el gozo que le damos a Dios cada vez que volvemos a ÉL (Lc. 15, 11-32).
06. ¿Por qué he de confesar mis pecados al sacerdote siendo así que también él es un hombre como los demás?
Porque el sacerdote, en estos momentos, actúa en nombre de Cristo.
Es Cristo el que perdona a través de él “Aquellos a quienes les perdonen los pecados, les serán perdonados”. (Jn20,22)
07. ¿Qué es el pecado?
Pecado es desobedecer a la ley de Dios y al dictamen de la conciencia.
08. ¿Cómo puede ser el pecado?
El pecado puede ser mortal o venial.
09.¿Qué se requiere para que un pecado sea grave o mortal?
Para que un pecado sea grave o mortal tiene que existir tres requisitos:- Materia grave- Advertencia perfecta, y Consentimiento pleno.
10.¿Por qué el pecado grave se llama mortal?
Se llama mortal porque quita al alma la vida de la gracia y los meritos para el cielo que habíamos adquirido antes.
11.¿Qué es pecado venial?
Es una falta leve contra la ley de Dios.
12.¿Qué pecados hemos de confesar?
Todos los pecados graves o mortales y también es muy conveniente acusarse de los pecados veniales.
13.¿Qué debe hacer quien ha cometido un pecado grave y no tiene la oportunidad de confesarse?
Debe arrepentirse de su pecado ante Dios y rezar el Acto de Contrición con propósito de confesarse cuanto antes.
14.¿Cuántas cosas se necesitan para hacer una buena confesión?
Para hacer una buena confesión se necesitan cinco cosas:
1.- Examen de Conciencia
2.- Dolo de los pecados
3.- propósito de enmienda
4.- Confesión de los pecados
5.- Satisfacción o Cumplimiento de la penitencia.
15.¿Cuál es el modo ordinario de reconciliarse con Dios y la Iglesia?
El modo ordinario de reconciliarse con Dios y con la Iglesia es la Confesión Individual.
16.¿Puede darse la absolución a varios penitentes a la vez, sin previa confesión individual?
Si, en casos de peligro de muerte o de grave necesidad puede darse la absolución a varios penitentes sin la confesión individual.
Corresponde al obispo determinar las condiciones para dar la absolución de este modo.
17.¿Qué se requiere de parte del penitente para recibir con fruto esta absolución general de varios penitentes a la vez?
Se requiere no solo estar debidamente dispuesto, sino tener propósito de hacer una confesión individual a su debido tiempote todos los pecados graves que en la presente circunstancia no ha podido confesar.
18.¿Quién es el ministro de la reconciliación?
Los ministros del sacramento de la reconciliación son el obispo y los sacerdotes.
19.A qué están obligados el Obispo y los Sacerdotes en cuanto a la confesión?
El confesor está obligado al “sigilo Sacramental”, es decir, guardar secreto de todo lo oído en confesión.
20.¿Qué es examen de conciencia?
Examen de conciencia es pensar los pecados cometidos desde la última confesión bien hecha.
21.¿Qué es dolor de los pecados?
Es estar arrepentidos de haber ofendido a Dios tan bueno y tan grande como es.
22.¿Qué es propósito de enmienda?
Es la firme resolución de no volver a pecar: de evitar las ocasiones de hacerlo y tratar de reparar el daño ocasionado.
23.¿Qué es la confesión de los pecados?
Es el hecho de manifestar nuestros pecados al confesor.
24.¿Es necesaria la confesión?
Si, la confesión individual e integra de los pecados graves es el único medio ordinario para que el Cristiano se reconcilie con Dios y la Iglesia.
25.¿Cómo hay que decir los pecados?
Con fe en la misericordia de Dios, con humildad, arrepentimiento y propósito de enmienda.
26.¿A qué se obliga libremente el que va a confesarse?
El penitente ésta obligado a confesar todos los pecados graves, cometidos después de la última confesión bien hecha.
27.¿Qué es satisfacción de obra?
Es aceptar y cumplir la penitencia que nos fuere impuesta por nuestros pecados.
28.¿Qué es lo más importante para confesarse bien?
Lo más importante es estar arrepentidos de los pecados cometidos y el propósito de enmienda pues ofendimos a Dios, a los demás y a nosotros mismos.
29.¿Cómo queda el alma después de la confesión bien hecha?
Después de una confesión bien hecha, el alma queda con mucha paz consigo misma, con sus hermanos y con Dios.
30.¿Cuándo debe confesarse el cristiano?
Todo fiel cristiano que haya llegado al uso de la razón está obligado a confesar sus pecados graves por lo menos una vez al año o en peligro de muerte.
31.¿Hemos de recibir con gusto este Sacramento?
Si. El cristiano ha de acudir con gusto a este sacramento de la misericordia de Dios.
32.¿Cuándo es aconsejable confesarse?
Es muy aconsejable confesarse cada cierto tiempo a fin de que nuestra alma quede bien limpia de todo pecado, evolucione en la fe, y esté mejor dispuesta para recibir la santa Confesión.
33.¿Cómo hemos de acudir al Sacramento de la confesión?
Hemos de acudir a este sacramento con humildad y con la absoluta confianza de que es el mismo Jesús quien nos perdona.
Cuando nos preparamos para confesarnos nos ayudará mucho meditar la parábola del hijo pródigo (Lc. 15, 11-32).


DIOS LOS BENDIGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.