Páginas vistas en total

domingo, 21 de agosto de 2011

EL NOVENO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS


NOVENO MANDAMIENTO


01.¿Qué nos manda el Noveno Mandamiento?
El Noveno Mandamiento nos manda ser puros y castos, incluso con nuestros pensamientos y deseos es decir, “No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
02.¿A qué nos ayuda el cumplimiento del noveno Mandamiento?
Nos ayuda a vencer las malas inclinaciones contra la castidad para realizar los deseos de Dios indicados en la revelación de Jesucristo.
03.¿Por qué el señor exige santidad en nuestros pensamientos?
Porque los malos pensamientos y deseos manchan el alma y conducen a las malas acciones.
04.¿Por qué hay que purificar el corazón?
Porque del corazón salen las malas intenciones que originan acciones perversas. (Mt. 7, 21-23).
05. ¿Cuáles son los medios para crecer en pureza según los deseos de Dios?
Aprecio a la castidad, a la pureza de intención, a la pureza de la mirada, a la frecuencia de los sacramentos y a la oración.
06.¿Cómo comenzar a valorar la castidad?
Acogiendo el valor que Jesús le da a los limpios de Corazón y las ventajas que puede tener para nosotros.
07.¿Cómo puedo aumentar la pureza del corazón?
Vigilando la dirección que le doy a mis intenciones profundas o superficiales.
08.¿Cómo puedo purificar la mirada?
No deteniéndose en imágenes que perturban el interior contra los deseos de Dios y la dignidad de las personas.
09.¿Qué prohíbe este Mandamiento?
El noveno Mandamiento nos prohíbe desear la mujer de nuestro prójimo.
“No codiciarás la mujer de tu prójimo” (Ex. 20, 17) y viceversa.
10.¿Qué aviso nos hace Jesús?
Dice Jesús: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón” (Mt. 5, 28).
11.¿En qué consiste la diferencia entre el sexto Mandamiento y el Noveno?
El noveno Mandamiento prohíbe la malicia en el pensar y desear lo que el sexto Mandamiento prohíbe hacer o realizar exteriormente.
12.¿Qué significa esto?
Esto significa que no solo hemos de evitar las malas acciones, sino que también los malos pensamientos y deseos que pueden inducirnos al pecado de acción.
13.¿Qué otro significado encierra este Mandamiento?
Que hemos de aprender a mirar a las otras personas con amor y respeto a su dignidad y no convertirlas en objetos de fantasías pecaminosas.


Dios los bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.