Páginas vistas en total

viernes, 12 de agosto de 2011

LA CONFIRMACIÓN (B)


LA CONFIRMACIÓN (B)


B) ¿Qué es la confirmación?
La confirmación es el sacramento que perfecciona la gracia de Dios recibida en el Bautismo para que, robustecida el alma con la fuerza de lo alto, pueda dar testimonio de Cristo resucitado.
Es decir la Confirmación vigoriza la fe recibida en el Bautismo.
El mismo Jesús, una vez resucitado, prometió a sus discípulos que les enviaría el Espíritu Consolador, con estas palabras: “Recibirán la fuerza del Espíritu Santo que va a venir sobre ustedes y serán mis Testigos”, (Lc24, 19).
Todo esto se cumplió al llegar Pentecostés.
El Espíritu Santo descendió de modo admirable sobre los apóstoles que estaban congregados con Maria.
Y a partir de aquel momento anunciaron y pregonaron las maravillas de Dios.
Y los apóstoles quedaron de tal manera llenos del espíritu Santo que anunciaron a todos las maravillas de Dios.
Los apóstoles quedaron transformados en su interior.
Y así lo que antes era miedo, error.
Ignorancia, cobardía se transformó en verdad, y valentía.
Sólo después de la venida del espíritu Santo entendieron plenamente las Escrituras.
Testigos de Cristo.
También hoy cuando un joven recibe la Confirmación recibe el Don de lo alto y se compromete a dar testimonio de Jesús.
Y así aquella semilla de la gracia que recibió en el Bautismo, crece y se fortalece hasta llegar a la madurez Espiritual.
Ahora bien, esto no acontece en nosotros en forma automática y milagrosa sino que exige una preparación y unas disposiciones.
Los mismos discípulos, como dice el evangelio, sólo recibieron el Don del Espíritu Santo después de haber estado por espacio de tres años aprendiendo de Jesús.
En todas las parroquias y comunidades hay grupos de jóvenes que se preparan para la Confirmación y después de uno o dos años tienen la alegría de recibir este Sacramento.
Para esta preparación hay que seguir los textos que se ofrecen en cada parroquia, pero también les puede ayudar leer y meditar leer este blogs que los subo con mucho cariño.
En América Latina cada tres o cuatro años se hace un gran encuentro continental llamado COMLA (los últimos de hicieron en México, Perú, brasil, argentina), cuyo objetivo es sensibilizar al pueblo de Dios sobre la Urgencia de llevar la Buena Nueva a todos los pueblos de la tierra.
A él asisten también muchos jóvenes, y así va creciendo la inquietud por cumplir con el mandamiento del señor de ir por todo el mundo.
Cuando un Joven se confirma, es importante también que piense en discernir su propia vocación, sea que Dios lo llame a la vida religiosa o al matrimonio.


DIOS LOS BENDIGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.