Páginas vistas en total

domingo, 4 de septiembre de 2011

DEL DICHO AL HECHO HAY MUCHO TRECHO


DEL DICHO AL HECHO HAY MUCHO TRECHO


Dos automovilistas se encontraban parados, uno detrás del otro, ante la luz roja de un semáforo.
El de atrás empezó a tocar la bocina y del adelante interpreto que le instaba a emprender la marcha.
Pero, al ver que la luz continuaba en rojo no se movía.
El de atrás empezó a insistir más con el toque de la bocina.
Sin poder contenerse más y con muestras claras de indignación y enfado, salió de su auto y con cara de pocos amigos se dirigió al otro auto.
- ¡Ciego, Necio! Es que no ve la luz roja?
- Si pero, como Usted tiene ahí atrás de su automóvil un letrero que dice “Si conoces y amas a Cristo toca la bocina”, Yo estoy haciendo lo que usted sugiere.
- El primero ahora lleno de vergüenza por su olvido y mal comportamiento se retiró en silencio y emprendió la marcha.
Qué fácil es poner carteles, que diferente vivir lo que pregonamos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.